Centro de Investigaciones Históricas

Monday, July 03, 2006

Caídos en combate

Semblanza de Luis Miguel Corral García
por Alberto Guillermo López Limón

Luis Miguel Corral García jugó un importante papel dentro de la estructura organizativa de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Estuvo presente en julio de 1973 en la reunión conjunta entre delegaciones del Partido de los Pobres y de la Liga Comunista 23 de Septiembre que se celebró en una zona abrupta de la Sierra de Oaxaca, municipio de Jamiltepec.
Para realizar dicho evento, la Coordinadora Nacional de la LC23S, a través de Wenceslao José García, responsabilizó al núcleo que había desplazado a Jamiltepec para hacerse cargo del traslado de las delegaciones al punto convenido en la sierra. El núcleo conformado en esas fechas con la militancia profesional de Roberto Gallangos Cruz, Carlos Gorostiola Toriz, José Luis Martínez Pérez (a) “Luis” o “El Pastel” y Camerino Zamora Galindo buscaron un lugar adecuado para la celebración de esa reunión importante. Se mandan hacer hamacas y plásticos para establecer un campamento en una zona abrupta de la Sierra de Oaxaca, municipio de Jamiltepec.
Días después se celebró la reunión conjunta entre delegaciones del Partido de los Pobres y de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Por la organización comandada por Lucio Cabañas asistieron “Roque” y “Benito”, por la LC23S Ignacio Arturo Salas Obregón, Manuel Gámez García (a) “Julio”, su hermano Eleazar Gámez García (a) “Andrés”, Wenceslao José García (a) “Sam”, Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, Roberto Gallangos Cruz (a) “Simón”, Camerino Zamora Galindo (a) “Agapito Morales García”, “Bernardo”, “Ramón López” o “El Venado”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico” y “Luis” o “El Pastel” y Joel López de La Torre (a) “Espiridion” o “Ernesto”. Ambas delegaciones acuerdan establecer dos zonas guerrilleras que refuercen el área de influencia del movimiento insurgente rural, abriendo un nuevo frente armado que le quite presión militar a la Brigada Campesina de Ajusticiamiento del Partido de los Pobres. Por un lado, en la sierra en Oaxaca, dirigida por la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”, y, por el otro, en la Sierra de Guerrero, cuyo núcleo aparece con el nombre de Brigada “Genaro Vázquez”, integrada en parte con elementos de la BREZ y campesinos de la zona.[1]
Luis Miguel Corral se integró con toda su dedicación y experiencia a consolidar las tareas político militares de la BREZ. El núcleo guerrillero de Jamiltepec fue reforzado el 27 de octubre de 1973 con la integración a su seno, en el Cerro del Platanillo, Sierra de Oaxaca, de Simón José García (a) “Antonio”. Por ese entonces la Brigada se encuentra integrada por Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón” (comandante), Joel López de La Torre (a) “Espiridion” o “Ernesto”, Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, “Roque”, “Bernardo”, Malaquias García García (a) “Andrés”, Silvino Escuen (a) “Camilo” y Simón José García, éste último abandona la BREZ el 15 de junio de 1973. [2]
El 20 de enero de 1974, en medio de la ofensiva militar desatada por la Coordinadora Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, un comando de la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” de la LC23S, integrada por esas fechas por alrededor de treinta elementos, secuestró al rico coprero Raymundo Soberanes Otero en Oaxaca, en un lugar denominado Coolantes, Oaxaca,[3] al que más tarde ajustician porque en el momento en que sus familiares iban a entregar el dinero del rescate, lo hicieron acompañados por elementos del ejército; dejan abandonado su cadáver en la Sierra.[4] Los guerrilleros Camerino Zamora Galindo (a) “Bernardo” o “Ramón”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, Alfredo Ávila (a) “Obdulio” y “La Pinta” les toca cuidar al secuestrado en un lugar denominado “Cerro Grande” mientras gestionan el pago de la cantidad de millón y medio de pesos por su rescate.[5] El comando que secuestra a Raymundo Soberanes Otero fue integrado por Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, “Mundo”, “La Pinta”, Carlos Gorostiola Toriz y “Pedro”. Raymundo Soberanes es ejecutado por la “La Pinta” y Alfredo Ávila a machetazos; entierran el cadáver. Días antes, la BREZ ejecuta a dos pistoleros de la familia Iglesias Meza, entre ellos el mercenario Leonel Cisneros.[6]
El 2 de abril de 1974, se celebró la Tercera Reunión Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, en el domicilio de Edmundo Medina Flores, ubicado en la Calle de Arandas No. 329, colonia Aurora, Ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México. Asistieron al evento Ignacio Arturo Salas Obregón, Rodolfo Gómez García, David Jiménez Sarmiento, José Bonfilio Cervantes Tavera, , Luis Miguel Corral García, bajo los pseudónimos de “Francisco” o “El Güero”, Edmundo Medina Flores (a) “Ricardo o “Arturo”, Carlos Rentería Rodríguez (a) “El Ene” y José Luis Martínez (a) “Nestor”, “Abel” o “Luis”; por el Comité del Noroeste estuvo presente Jorge Luna Lujano (a) “Serafín” o “César”, “Bigotón” o “Martínez”, “Ramón” (del grupo de los “Enfermos” de Sinaloa); por el de Monterrey Jesús Piedra Ibarra y José Ángel García Martínez; por el sur José García Wenceslao (a) “Sam” y “Luis”; Elizabeth Cifuentes Berumen (a) “Natalia” por el Comité de Occidente.[7]
La reunión dura ocho días durante en los que se producen nuevamente grandes diferencias políticas y posiciones contradictorias. Nuevamente se critica acremente la posición oportunista de algunos de los responsables de los Comités Zonales y del propio Buró. En vista del reconocimiento general de la tesis de Salas Obregón del atraso en los trabajos políticos y militares como resultado de la corriente “oportunista” manifestada claramente en el seno de la Liga en su último periodo de desarrollo, a iniciativa del propio Salas Obregón, se llega a los siguientes acuerdos: 1.- Desaparición temporal de la Coordinadora Nacional y del Buró Político de Dirección en virtud del atraso en los trabajos políticos y militares en el último periodo de funciones; 2.- Creación de una Coordinación Nacional que centralice las funciones de ambos organismos y sea la única en determinar el trabajo que desarrolle la Organización, electa por los participantes; 3.- Al constituirse la Comisión Nacional se toman las siguientes decisiones: a) reorganización total para consolidar nuevos organismos dirigentes zonales en donde sea necesario y sobre esa base posteriormente integrar otra Coordinadora y otro Buró; b) que en un plazo de treinta días los tres miembros de la Comisión Nacional se reúnan en el Distrito Federal; c) continuar las actividades políticas y militares de acuerdo a los siguientes puntos: I) apoyar al Movimiento Revolucionario de Masas; II) matar a jefes prominentes del ejército, policías, líderes charros y eliminar pequeñas unidades del enemigo; III) obtener armas; IV) expropiar recursos materiales y monetarios; y V) desarrollar actividades para liberar presos políticos; 4.- Efectuar una purga entre elementos disidentes y expulsados por considerarlos traidores a la lucha revolucionaria.[8]
Después de rispidas discusiones donde se impuso la línea de Salas Obregón, la Comisión Nacional de la LC23S recayó en tres personas: Ignacio Arturo Salas Obregón, Luis Miguel Corral García y José Luis Martínez Pérez. Para fortalecer su liderazgo se acuerdó: 1.- Preparar condiciones para que la Comisión tenga reuniones con los principales responsables de los Comités Zonales, con el objeto de discutir la situación prevaleciente y reorganizar la actividad de los distintos Comités, así como consolidar nuevos organismos dirigentes locales o zonales en donde fuera necesario, para sobre esa base posteriormente integrar una nueva Coordinadora y un nuevo Buró; 2.- Seguir desarrollando las actividades políticas y militares que habían sido acordadas con anterioridad; 3.- En un plazo de treinta días aproximadamente los integrantes de la Comisión se vuelvan a reunir en el Distrito Federal, para desarrollar las actividades de los dos primeros acuerdos.[9] Al seno de la LC23S se comenzó a gestar una profunda división que meses después se materializó en el desprendimiento de diferentes grupos.
Las contradicciones de conducción y dirección al seno de la BREZ estallan al poco tiempo. En abril de 1974, sin consultar a nadie, por propia iniciativa, Luis Miguel Corral García y “Francisco”, combatientes de la BREZ, ajustician a Adolfo Aparicio, por ser “un soplón”, en un lugar llamado el Charquito, Jamiltepec, Oaxaca.[10] Al enterarse la Coordinadora Nacional de la LC23S envía a Wenceslao José García (a) “Samuel” a Oaxaca para contactarse con la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”.
En la reunión celebrada en la sierra, se critican las actividades realizadas por la BREZ, las cuales según la dirigencia nacional, no son las más correctas ni adecuas a la línea político-militar aprobada por el órgano de dirección de la LC23S, en particular se critica las escasas acciones militares, la inexistencia de expropiaciones y la actitud pasiva en que ha caído la guerrilla rural en la zona. Se hace responsable de la incorrecta línea político-militar asumida al comandante de la brigada, Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón”, quien es expulsado de ésta junto con Malaquias García García (a) “Andrés”, “El Güero” o “Roque”, Camerino Zamora Galindo (a) “Bernardo” o “Ramón” y Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, los cuales, con excepción de Camerino Zamora que se dirige a Loma Bonita, Oaxaca, donde se dedica durante dos meses al corte de piña, regresan a la Ciudad de México para intentar restablecer contacto y tratar de ser readmitidos en las filas de la LC23S a través de la Brigada “Roja”. La BREZ queda bajo el mando de Luis Miguel Corral García (a) “Joel”.[11]
Después de la detención desaparición de Ignacio Salas Obregón, ocurrida el 25 de abril de 1974, a pesar de los esfuerzos realizados para evitar la división interna, Luis Miguel Corral decidió incorporarse a la naciente Brigada Obrera Revolucionaria “Carlos Rentería Rodríguez”, integrada por dos grupos; uno que opera en la Ciudad de México, integrando al propio Luis Miguel, “Ana” y “El Güerejo” y el otro en la Ciudad de Monterrey, por José Domínguez Rodríguez, Eusebio Hernández Niño (a) “Jesús” o “Chuy”. A fin de reforzar los trabajos del norte, ya que algunos de sus integrantes iniciales se habían separado de la LC23S, entre ellos Edmundo Medina Flores (a) “Arturo”, Eufemia Belén Almazán Villareal (a) “Judith”, Jesús Piedra Ibarra, Héctor Torres González (a) “Mario”, Alberto Zapata Castellanos (a) “Pancho” y Yanira Hernández Maldonado (a) “Teresa”[12], se trasladaron el 20 de abril, de la Ciudad de México a la de Monterrey, Nuevo León, Simón José García (a) “Antonio”, Ana Lilia Tecla Parra y Miguel Ángel Rodríguez Medina (a) “Andrés”.
Luis Miguel sigue también formando, junto con Rodolfo Gómez García, José Ángel García Martínez, José Bonfilio Cervantes Tavera, Blanca Esthela Cervantes Tavera, Alfredo Tecla Parra, Ana Lilia Tecla Parra, Rafael Ramos Eusebio, María Refugio Jauregui Aguirre, Joaquín Carrillo Ponce, Horacio Arroyo Souza, José Luis González Carrillo, Martha Maldonado Sosa y Silva (Horacio, José Martha y “Silvia” pertenecieron al Mar), María Guadalupe Saldaña Rivera (fue de Comandos Armados del Pueblo) David Jiménez Sarmiento (de Comandos Urbanos Lacandones)[13] parte de la Brigada Roja. Dichos integrantes, al ser establecida su identidad por los agentes de la Dirección Federal de Seguridad, son intensamente buscados desde el 28 de abril de 1975 para detenerlos y eliminarlos.
Para enero de 1975 la Liga Comunista 23 de Septiembre vive un fuerte debate interno causado, entre otros temas, por las críticas al creciente militarismo de la Organización y el divorcio de ésta con los sectores sociales que pretende organizar. Como consecuencia la Organización se fractura en varios grupos. Queda por un lado, la Fracción Bolchevique encabezada por Estela Ramos Zavala (hermana de Raúl Ramos Zavala, fundador de Los Procesos), Vinculación Partidaria y la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”, los cuales rompen con la Liga Comunista 23 de Septiembre; y, por el otro, los que se adhieren al proyecto original dirigidos, entre otros, por David Jiménez Sarmiento, Adolfo Lozano y Miguel Ángel Barraza.[14]
En diversos estados del país se producen enfrentamientos y detenciones de activistas de la LC23S, los cuales intensifican sus actividades de recuperación de fondos económicos para poder mantener a sus cuadros profesionales. El 24 de abril de 1975, en las calles de Coruña, Ciudad de México, tras un enfrentamiento, donde muere un civil, con agentes de la DFS, es detenido Ignacio Abel Chávez Velásquez;[15] es sometido a intensos “interrogatorios”. [16] Entregó la dirección de dos militantes de la Fracción Bolchevique: Carlos Gómez Conde (radiotécnico de 25 años de edad) y Víctor Manuel Gómez Conde (empleado de 19 años). Los tres son detenidos en operativos distintos, por elementos de la DFS. Son torturados para conseguir datos relacionados con sus actividades e infraestructura de la Organización.[17]
Al otro día, 25 de abril, un comando de la Brigada Roja expropió el Banco de Comercio, sucursal Villa Coapa, en la Ciudad de México. Obtuvieron $206,000.00. El operativo es muy sangriento. Se produce un enfrentamiento que deja nueve policías y tres civiles muertos, y tres agentes más heridos.[18] Participan en el comando Margarita Marcelina Andrade Vallejo[19], Carlos Gorostiola Toriz y Francisco Alfonso Pérez Rayón.[20] Además de Licenco Licea Verdugo, José Ángel García Martínez, Blanca Estela Cervantes Torres, Francisco Rafael Saldaña Ibarra, Sergio Dionisio Hirales Moran, Rubén Gabriel Arredondo Michel y Francisco Espinosa Guerra.[21] Durante el enfrentamiento con la policía es capturado al caer herido levemente el activista José Hernández Morales el cual es sometido a intensas torturas, se intenta detectar su probable relación existente con Ignacio Chávez Velásquez.[22]
Con las detenciones, torturas y posteriores desapariciones de brigadistas producidas a partir de mayo de 1975, la Dirección Federal de Seguridad ubican la pertenencia de otros miembros de la Brigada Roja de la LC23S: José Antonio Amaya López (a) “El Piojo”; Roberto Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón”; Blanca Esthela Cervantes Tavera (a) “Luisa”; José Bonfilio Cervantes Tavera (a) “David” o “Davis”; Ángel Delgado Sarmiento(a) “Héctor”, Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”, Eduardo Esquivel Revilla (a) “León”; Rosalvina Garavito Elia (a) “Gertrudis”; Rodolfo Gómez García (a) “El Viejo”; David Jiménez Sarmiento(a) “Chano”, Olivia Ledesma Flores (a) “Mariana” o “La Güera”, Octavio Vázquez Márquez, Delia Morales López (a) “Rita”; Rosenda Ramos Watanave (a) “Ana”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Carlos”, Ana Lilia Tecla Parra (a) “Renata”, José Ángel García Martínez (a) “El Gordo”.[23]
Gracias a detenciones ilegales y utilización sistemática de la tortura, la policía política logró ubicar, detener, desaparecer e incluso asesinar a importantes cuadros de la LC23S, en particular de la Brigada Roja, en la Ciudad de México. Entre ellos Juan Escamilla Escobedo (a) “Julio”, miembro del Comité de Impresión de la Brigada Roja (2 de mayo de 1975); a Jorge Manuel Torres Cedillo, María Trinidad León Zempoaltecatl, Norma Martínez Watanabe y David Jiménez Fragoso (padre de David Jiménez Sarmiento; permanece hasta la fecha desaparecido) el 7 de mayo; José Luis Moreno Borbolla (a) “Román” o “Adolfo” el 19 de mayo; David Zaragoza Jiménez el 27 de mayo; Alfredo Tecla Parra (a) “Rafael” el 2 de junio; Violeta Tecla Parra (a) “Elena”, Adolfo Tecla Parra (a) “Jesús” de 14 años, los hermanos Justino y Vicente Serrato Herrera el 3 de junio; Manuel Alfonso Anzaldo Meneses (a) “Miguel” el 13 de junio.
De los detenidos por esas fechas se encuentran también desaparecidos Adolfo Tecla Parra y Roberto Gallangos Cruz. En el caso de Camerino Zamora Galindo (a) “Agapito Morales García”, “Bernardo”, “Ramón López” o “El Venado”, miembro de la Brigada Roja,[24] detenido el 5 de junio con vida por agentes de la Dirección Federal de Seguridad y la de División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia, posteriormente fue presentado como muerto en un ficticio enfrentamiento con la policía en el Distrito Federal.[25] Fue ejecutado extrajudicialmente. En el caso de Adolfo Lozano Pérez (a) “Mariano” y Teresa Hernández Antonio (a) “Alejandra”, esposa de David Jiménez Sarmiento, los agentes de la Dirección Federal de Seguridad y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia montaron el 15 de junio un dispositivo especial para capturar a los activistas en Ciudad Universitaria, quienes al verse emboscados utilizaron sus armas de fuego que portaban. Adolfo Lozano y Teresa Hernández son importantes dirigentes nacionales de la LC23S; sus cuerpos muestraban el tiro de gracia.
Bajo la conducción de Luis Miguel Corral García, a fines de mayo de 1975, la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” se encuentra integrada por tres comandos. Uno bajo la conducción de Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”, compuesto por cuatro elementos (Raymundo Habana (a) “Raúl”; Alfredo Ávila (a) “Obdulio”; “Arturo” y “El Brujo”). El segundo se encuentra bajo el mando de Simón José García, formado por Francisco García (a) “Ramón” y Ana Lilia Tecla Parra (a) “Renata”. El tercero bajo la dirección del propio Luis Miguel, ahora bajo el pseudónimo de “Joel”, integrado por Ernesto Ávila (a) “Pancho”; Silvino Escuen (a) “Camilo”; Diego Hernández (a) “Casimiro”, “Santiago”, “Hernán”. [26]
En sus viajes de la sierra de Oaxaca al Distrito Federal, Miguel compartió la vivienda con Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”. Mario tiene 26 años al momento de ser sorprendido y detenido desaparecido el 26 de julio de 1975. Estudió hasta el quinto año de la Facultad de Economía en el IPN. Originario de Palo Gacho, Municipio de Tlaxixcoyan, Veracruz. Hijo de Agustín Domínguez Lagunez (fallecido) y Jovita Avila Vda. de Domínguez. [27]
En julio, con motivo de la secuencia de detenciones y perdidas de cuadros de dirección nacional, donde María Margarita Marcelina Andrade Vallejo (a) “Andrea” queda sola dentro de la Dirección Política Nacional, se reestructuran los Comités de la LC23S. Margarita al lado de Mario Domínguez (hasta su desaparición) y “Adelaida” se dedicaronn a trabajos de seminarios políticos para las Brigadas con la idea de promover un nuevo organismo de dirección en el Distrito Federal, siendo ellos los coordinadores, bajo la supervisión del Consejo de Redacción, donde se encuentra Luis Miguel Corral García.[28] Para esas fechas la LC23S ya se ha dividido en varios grupos autónomos unos de otros, entre los que se encuentran la Fracción Bolchevique (bajo la dirección de José Bonfilio Cervantes Tavera (a) “Davis” y José Angel García Martínez (a) “El Gordo”) y el grupo denominado “Los MAS”.
Sin posibilidades de que la BREZ pueda seguirse desarrollando en Oaxaca por la intensa persecución policial y militar de sus bases sociales, así como de los golpes sufridos que arrojó cuadros importantes para su funcionamiento detenidos y muertos, la estructura organizativa desaparece y sus miembros son distribuidos en otras zonas donde sigue teniendo presencia la LC23S, en 1976 Luis Miguel se trasladó a la Ciudad de México, donde se integró a las tareas nacionales y apoyo a la Brigada Roja.
Luis Miguel apoyado entre otros por Francisco Alfonso Pérez Rayón y con su esposa Margarita Andrade Vallejo, se dedicó en los siguientes meses a fortalecer la estructura material y humana de los Comités de Impresión, duramente golpeados por la policía y el ejército. Después de la fuga de la Penitenciaría del estado de Jalisco, el 22 de enero de 1976, dirigida por David Jiménez Sarmiento, donde comandos de la LC23S liberan a Enrique Guillermo Pérez Mora (a) “El Tenebras”, José Natividad Vilela Vargas (a) “El Billetes”, Francisco Mercado Espinosa (a) “El Flaco”, Armando Escalante Morales (a) “El Loco”, Mario Álvaro Cartagena López (a) “El Guaymas” y Antonio Orozco Michel (a) “Manuel”,[29] Francisco Mercado Espinosa y Luis Miguel Corral García con el pseudónimo de “Maestroca”, en los primeros días de febrero se reúnen, en la Capital de la Republica, con Víctor Arias de la Cruz, con el objetivo de que se encargue de restablecer el Comité de Impresión en Guadalajara, garantizando la continuidad de la propaganda en el estado.
Apoyados en recursos monetarios, fruto de las expropiaciones que realizaban los comandos dirigidos por David Jiménez Sarmiento, Víctor Arias y Alfonso Guzmán nuevamente se juntan con Francisco Alfonso Pérez Rayón. Durante días son entrenados en una casa de seguridad donde viven Francisco Alfonso y Margarita Andrade. Regresan a Guadalajara, Jalisco, llevando consigo alrededor de cien ejemplares del periódico clandestino “Madera” para ser difundidos en los tres sectores (Fabrica de Calzado Canadá, Tabacalera Mexicana y Ferrocarriles) que cubre la Brigada “Jorge Poinsot Basave”.[30]
En la lucha revolucionaria, Luis Miguel perdió a dos de sus hermanos. Su hermano Salvador Corral García y José Ignacio Olivares Torres, ambos del Buró Político de la Dirección Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, fueron capturados el 31 de enero de 1974 en Mazatlán, Sinaloa. Fueron entregados a la Dirección Federal de Seguridad y trasladados a la Ciudad de México para su “interrogatorio”. Los tormentos, entre los que se distinguió por su brutalidad y deshumanización la utilización de clavos, los cuales fueron usados para clavárselos en piernas y rodillas, se prolongaron hasta producirles la muerte. Sus cadáveres aparecieron el 11 de febrero de 1974. El de José Ignacio Olivares Torres en Guadalajara, Jalisco, y el de Salvador García Corral,[31] en Monterrey.
El 8 de marzo de 1976, en la Ciudad de Puebla, Puebla, investigando una futura expropiación, al asistir a una cita con “Aída” y “Ramiro”, frente al Banco Nacional de México, en un operativo preventivo montado por la policía estatal, es detenido, después de un intercambio de fuego, su hermano José de Jesús Corral García (a) “Adolfo”, importante militante de la Brigada Roja.[32] Fue trasladado a la Ciudad de México y puesto a disposición de la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal, para que sea “interrogado” por la DFS. José de Jesús Corral García era el responsable de la Brigada “Quince de Julio”, auxiliado en estas tareas por Enrique Pérez Mora (a) “Tenebras”; Mario Álvaro Cartagena López (a) “Guaymas”, Antonio Orozco Michel (a) “Toro” y “Rodrígo” o “Ramiro”. Había participado al lado de David Jiménez Sarmiento en diversas operaciones de expropiación.[33] Existe testimonio del 31 de marzo de 1976 de que José de Jesús Corral García sigue siendo “interrogado” por elementos de la Dirección Federal de Seguridad en el CM1.[34] A pesar de ello nunca fue presentado a alguna autoridad judicial competente. Se encuentra detenido-desaparecido.
José de Jesús Corral García nació el 13 de enero de 1948. Al ser capturado tenía 28 años de edad. Hijo de Telesforo Corral y Concepción García. Fue reclutado por su hermano Salvador en octubre de 1973. Desde su ingreso hasta noviembre de 1975, cuando se vio obligado a retirase a la más rigurosa clandestinidad por la muerte de un patrullero, participó únicamente en labores de redacción y mecanografía para la elaboración del periódico “Madera”; tarea que le lleva a instalar diversas casas de seguridad donde se establecieron los talleres de impresión correspondientes; en este lapso aprende el manejo de armas, siendo instruido por diversos miembros del grupo.[35]
La dirección nacional de la LC23S sufrió un contundente golpe el 11 de junio de 1976, cuando el 10 de junio, en un retén montado por agentes de la policía en Guadalajara, Jalisco, fue detenido en un camión de pasajeros que se dirige a Culiacán, Sinaloa, José Barrón Calderas, miembro del Comité Local de la Liga Comunista 23 de Septiembre en Culiacán, Sinaloa, bajo el mando de Froylán Rendón Estrada (a) “El Cubanito”. José fue trasladado a los separos de la Dirección Federal de Seguridad en la Ciudad de México, donde fue brutalmente torturado. Con los datos que proporciona en su “interrogatorio” se ubica el domicilio de una casa de seguridad en Culiacán, habitada por la plana mayor de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Inmediatamente, agentes de la Dirección Federal se trasladan vía aérea a la capital de Sinaloa donde ubican y tratan de toman por asalto dicha casa. Se generaliza el combate. Al finalizar el enfrentamiento quedan sin vida los cuerpos de Enrique Guillermo Pérez Mora (a) “El Tenebras”, Froylán Rendón Estrada (a) “El Cubanito”, “Martín” y Pablo Antonio Armenta Rodríguez (a) “Yaqui”. Se detiene con vida al activista Miguel Ángel Valenzuela Rojo (a) Felipe, el cual es sometido a “interrogatorio”.[36] Miguel Ángel Valenzuela Rodríguez y José Barrón Calderas se encuentran detenidos-desaparecidos.
El 31 de julio de 1976 recuperó su libertad Cruz Elena Montoya Ortiz, al ser absuelta por el Tribunal del Octavo Circuito de Chihuahua.[37] Cumplió una sentencia de un año 10 meses de prisión, durante el cual trata de escaparse a través de una excavación.[38] Contrajo nupcias con Daniel Vera Olivares, otro miembro de la LC23S recluido en el penal de Ciudad Juárez, del cual posteriormente se separa. Se reintegra a su Organización. Al poco tiempo, en el Distrito Federal se casa bajo las leyes revolucionarias con Luis Miguel Corral García.[39]
La LC23S pierde a su principal dirigente el 11 de agosto de 1976, cuando un comando urbano de la Brigada Roja de la LC23S en la Ciudad de México intentó secuestrar a las 10:15 hrs., a Margarita López Portillo Pacheco, hermana de José López Portillo Pacheco, candidato a la Presidencia de la República por el PRI. En la operación mueren David Jiménez Sarmiento (a) “Chano”[40] y Francisco Gorostiola Toríz (a) “Fernando” o “Arturo Jiménez Terán”,[41] cuyo hermano Carlos había caído en combate unos cuantos días atrás, el 7 de agosto al ser sorprendido y balaceado por el Comando Libra de la Brigada Blanca en la esquina que forman la Av. Circunvalación y la Calle Puerto Salina Cruz, Colonia Casas Alemán.
El “Consejo de Redacción”, para estas alturas el órgano máximo de la Liga Comunista “23 de Septiembre”, se reestructuró con Francisco Alfonso Pérez Rayón, Luis Miguel Corral García, Miguel Ángel Barraza García (a) “El Piojo Negro”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Charlie” y “Mario”. Francisco Alfonso Pérez Rayón quedó como responsable del Comité “José Alfonso Rojas Díaz”, el cual agrupaba cuatro brigadas, compuestas de cinco elementos cada una: Brigada “Wenceslao Martínez Ochoa”, Brigada “José Luis Pacheco Aragón”, Brigada “Carlos Goroztiola Toríz” y Brigada “Ignacio Arturo Salas Obregón”. “Mario” es el responsable de otro Comité que agrupa tres brigadas: Brigada “Adolfo Lozano Pérez”, Brigada “11 de febrero” y Brigada “Teresa Hernández Antonio”. Además, existen Comités de la LC23S en Culiacán (Sinaloa), Chihuahua y Ciudad Juárez (Chihuahua), Hermosillo (Sonora), Monterrey (Nuevo León) y Durango (Durango); el número de miembros que según la DFS tenía la LC23S fluctuaba entre 150 y 200 elementos.[42]
Para finalizar el año, e noviembre de 1976, Francisco Alfonso Pérez Rayón dio la instrucción a la Brigada “Jorge Poinsot Basave” de evitar el riesgo de trasladar los “Madera”, por lo que debían aprender a elaborar propaganda en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco. Reciben un curso de manejo de un mimeógrafo, mismo que les fue entregado a “Trino” en Guadalajara. La próxima cita se efectúa en la Ciudad de México, en las calles de Amsa y Orizaba, colonia Roma. Miguel Corral García les entregó los stenciles picados para la elaboración del “Madera” número 27 (diciembre de 1976 ). Como encargados de esta tarea quedaron Pedro Cedillo Díaz (a) “Martín” y Alvaro Carrasco Gutiérrez (a) “Efraín”, hermano de Jorge Salvador Carrasco Gutiérrez.[43] En Guadalajara reproducen aproximadamente 600 ejemplares que son distribuidos en la Fabrica de Calzado Canadá, Tabacalera Mexicana, Ferrocarriles, en autobuses urbanos, en las industrias de la construcción y metalúrgicas. El mimeógrafo que se les entrega es tan viejo que al poco tiempo ya no les sirve por lo que compran uno nuevo, a un costo de $11,000.00. Finalmente el aparato se lo lleva Pedro Cedillo Díaz (a) “Martín. De la misma forma reciben los stenciles correspondientes al “Madera” número 28 (enero de 1977). Elaboran aproximadamente 600 ejemplares que no alcanzan a repartir en su totalidad porque son detenidos el 28 de febrero de 1977.[44] Raúl Mercado Martínez, Víctor Arias de la Cruz y Jorge Salvador Carrasco Gutiérrez se encuentran hasta la fecha desaparecidos.
En los primeros días de marzo de 1977 la Dirección Federal de Seguridad y “Brigada Especial”, obtienen datos relacionados con la ubicación de la casa de seguridad done viven Francisco Alfonso López Rayón (a) “El papa” y María Marcelina Margarita Andrade Vallejo (a) “Andrea”, miembros de la Dirección Nacional de la LC23S, por lo que desde entonces vienen realizando diversas investigaciones en la Zona del Sur del Distrito Federal, hasta que el 13 de abril de 1977, a las 22.00 hrs., se ubica plenamente el domicilio marcado con el número 55, de la calle Norte 24, en la Colonia Avante, Distrito Federal. Se monta un operativo preventivo para asaltar dicho domicilio.[45]
El 13 de abril de 1977, agentes de la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal detienen a los combatientes Antonio Orozco Michel (a) “Manuel” o “René”, José Luis Esparza Flores (a) “Roberto”, “Carlos” o “Padrino” y Aurora Castillo Mata (a) “Jocabel” o “Belén”.[46]
El 14 de abril de 1977, a las 7.30 hrs., elementos de la DFS y Brigada Blanca intentan tomar por asalto la casa de seguridad de la LC23S, ubicada en el número 55, de la calle Norte 24, en la Colonia Avante, Distrito Federal. Se produce un fuerte intercambio de balas. Al registrarse los hechos, se acercan al lugar varias patrullas de la División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia quienes al escuchar los disparos acuden en auxilio de los elementos de la DFS y de la Brigada Especial. Resultan heridos dos agentes de la Brigada Blanca, cae en combate María Margarita Marcelina Andrade Vallejo (a) “Andrea” [47] y es detenido su esposo Francisco Alfonso Pérez Rayón (a) “La Papa”,[48] ambos activistas son dirigentes nacionales de la LC23S. Al catear el domicilio, la policía encuentra numerosos ejemplares del periódico “Madera”, en su edición número 27, panfletos firmados por la “Liga Comunista 23 de Septiembre”, un niple, dos pistolas calibre 9 mm., apuntes relacionados con la LC23S; $131,000.00 en moneda nacional y aproximadamente 200,000 dólares (cerca de $5,000,000.00). Francisco Alfonso Pérez Rayón es trasladado a las instalaciones de la Brigada Blanca donde es sometido a brutales tormentos.[49] Existe la versión de que Francisco Alfonso Pérez Rayón es capturado junto con otros siete militantes de la LC23S, todos son conducidos a la Base de la Brigada Blanca y después al CM1.[50] Se desconoce el destino final de todos. Se encuentran desaparecidos.
María Margarita Marcelina Andrade Vallejo anteriormente se había casado con el también militante de la LC23S Héctor Mellado Vanoche (a) “Andrés”.[51] Hija de Antonio Andrade Flores e Isabel Vallejo de Andrade, nació en el Distrito Federal el 27 de febrero de 1952; estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.[52] Al morir tenía 25 años de edad. Margarita era responsable de la Brigada “Pedro Miguel Morón Chiclayo”, célula de la LC23S que actuaba en el Distrito Federal y estados circunvecinos.[53] También militaba en la Brigada “David Jiménez Sarmiento”,[54] y en la dirección de la Brigada “Roja”[55]
Francisco Alfonso Pérez Rayón nació el 2 de abril de 1947 en el Distrito Federal. Al ser detenido desaparecido contaba con 30 años de edad.[56] Hijo de Alfonso Pérez Regalado y Guadalupe Rayón Pérez, los cuales radican en ese entonces en el poblado de Villa Constitución, calle Felipe Ángeles núm. 320, Baja California Sur. En agosto de 1975 se unió libremente a María Marcelina Margarita Andrade Vallejo, con quien procreó dos hijos: Andrea y Alejandro, los cuales tienen en el momento de registrarse los hechos, 3 años y un año tres meses, respectivamente; la primera vivía en el domicilio de los padres de María Marcelina y el segundo en el domicilio donde fue detenido. Francisco cursó estudios hasta el tercer año de la carrera de Licenciado en Economía, en la Escuela Superior de Economía del IPN. Se incorporó a la Liga Leninista Espartaco.[57] En agosto de 1970 se incorporó al grupo “Los Guajiros”. Estudió en la Voca 5, participó contra las actividades de los porros de la FNET y activamente en el movimiento popular estudiantil de 1968.[58]
En el IPN, en Zacatenco, conoció a Jorge Manuel Torres Cedillo (a) “Oscar” o “Rubén”, militante de la Brigada “Roja”, el cual se encargó de presentarle a otros compañeros de la LC23S, entre ellos Teresa Hernández Antonio (a) “Alejandra”. En principio se reúnen en diferentes instalaciones politécnicas. Francisco forma parte del comando integrado por “Alejandra”, “Ernesto” y “Carlos” (tiempo después se les une “Adolfo”). En este tiempo, se dedica a estudiar y repartir volantes de propaganda dentro del medio estudiantil, dentro de las instalaciones de Zacatenco y del Casco de Santo Tomás; imprimen su propaganda a través de un mimeógrafo.[59] A principios de 1972 abandona los estudios al aceptar la invitación que le hace José Alfonso Rojas Díaz de integrarse a un grupo político-militar sin nombre. En el núcleo militaban, entre otros, Leopoldo Angulo Luken (a) “Matus”, Camerino Zamora Galindo, Diego Lucero “Pizarro” y Avelina Gallegos (a) “Natacha”.
Durante su militancia en dicho grupo, participa en el asalto a la Sucursal Tlalpan del Banco Azteca, S.A., donde se apoderaron de $300,000.00 en efectivo, lo mismo que en la planeación de los tres asaltos simultáneos que se llevaron a cabo en enero de 1973, en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua. Por invitación de José Alfonso Rojas Díaz, en marzo de 1973 se incorpora a la Liga Comunista 23 de Septiembre como elemento de base; le son encomendadas funciones de “correo” para traslados de propaganda, papelería y armas. El 5 de abril de 1974 fue detenido en Aguascalientes, Aguascalientes, y consignado por acopio de armas y portación de arma de fuego, sin que las autoridades de la entidad se percataran que pertenecía a LC23S;[60] obtiene su libertad bajo caución, depositando $25,000.00, el 24 de diciembre de 1974.[61] A partir de ese momento, se dedica a tratar de hacer contacto con algún miembro de la LC23S, hasta que localiza a Leopoldo Angulo Luken (a) “Matus”, quien lo introduce nuevamente. Pasa a formar parte de la Brigada “Pedro Miguel Morón Chiclayo”, célula de la LC23S que actúa en el D. F. y estados circunvecinos.[62] Durante un tiempo pasa a formar parte de la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” que tiene su zona de operaciones en la Sierra de Jamiltepec, Oaxaca.[63] Es el responsable del Comité “José Alfonso Rojas Díaz”,[64] que opera en el Distrito Federal, el cual agrupa a las Brigadas “Wenceslao Martínez Ochoa”, “José Luis Pacheco Aragón”, “Carlos Gorostiza Toriz” e “Ignacio Arturo Salas Obregón”. Francisco Alfonso Pérez Rayón es uno de los miembros del Consejo de Redacción, órgano máximo de dirección de la LC23S, integrado por Luis Miguel Corral García (a) “El Maestroca”, Miguel Ángel Barraza García (a) “El Piojo Negro”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Charlie” y “Mario”.[65]
En el momento de ser desaparecido, realizaba investigaciones para llevar a cabo, en un futuro próximo, el secuestro de Napoleón Gómez Sada, Secretario General del Sindicato de Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana y del Lic. Jorge Aguilar Valenzuela, hijo del banquero Jorge Aguilar Monteverde.[66]
En una persecución para eliminar a toda la dirección nacional de la LC23S y, en particular, a la Brigada Roja, el 18 de abril de 1977, con motivo del ajusticiamiento del profesor militante del PRT Alfonso Peralta Reyes en el Colegio de Ciencias Humanidades Azcapotzalco, a manos de un comando de la LC23S, se detiene al profesor Lázaro Martínez Corona. Durante la tortura informa sobre una reunión con miembros de su Organización. A las 17:15 hrs., al intentar detener a los elementos que se presentaban a la reunión, se inició una balacera entre activistas de la organización guerrillera y miembros de la Brigada Especial (Brigada Blanca). Como resultado muere Lázaro Torralba Álvarez (a) “Carlos”, uno de los principales dirigentes de la Liga.[67]
Según informes de la DFS, el 24 de junio de 1977, después de brutales torturas sobre la activista Guadalupe Garza Escobar (a) “Cristina”, detenida ese mismo día, como resultado de las “confesiones” arrancadas en tormento a la detenida-desaparecida desde el 10 de junio del mismo año, Ma. de los Angeles Sánchez, los agentes de la Brigada Especial (Brigada Blanca) lograron ubicar su cita con dos de los principales dirigentes nacionales de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Desde las 15.00 horas del 25 de junio se instaló, con el apoyo de agentes de la Dirección Federal de Seguridad, Brigada Blanca y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia un dispositivo para proceder a capturarlos en la esquina que forman las calles de Eugenia y Dr. Vértiz, colonia Narvarte.
A las 17:00 horas, al llegar a la cita previamente convenida con Guadalupe Garza, fueron sorprendidos Luis Miguel Corral García (a) “El Maestroca” y Manuel Amarillas Palafox (a) “El Güero militaroso”. Se produjo un enfrentamiento en el que murieron en combate Luis Miguel y Manuel Amarillas, además de quedar lesionados gravemente pero sin peligro de muerte, el capitán Carlos del Bosque Zarazúa, de la DIPD y el agente de la DFS, Mario Escandón.
Como lo dio a conocer en su momento la revista Proceso (No. 0035, p. 16, del 4 de julio de 1977), testigos de los hechos aseguraron que en ningún momento vieron disparar a los supuestos delincuentes. "La policía los perseguía por Vértiz. Al llegar a la esquina de Eugenia uno de ellos entró a la tortería `Jorge', de donde fue sacado muerto". El otro, que ya iba herido, fue rematado en la calle de Eugenia. También se supo que varios transeúntes fueron alcanzados por las balas, pero la policía negó el hecho. Los testigos, que luego fueron amedrentados por la policía para que no informaran sobre la balacera, manifestaron que posiblemente los agentes fueron heridos por sus mismos compañeros que disparaban desde varios puntos. Inclusive algunos de ellos subieron a la azotea de edificio 1014 de la avenida Vértiz, desde donde disparaban con metralletas y pistolas.
A los activistas muertos les fueron recogidas dos pistolas marca Browning calibre 9mm. así como cuatro cargadores extras abastecidos y un portafolios con diversos documentos y propaganda "subversiva".
Doce días después, el 6 de julio, a las 10:00 horas, en una operación combinada de la Brigada Blanca, Dirección Federal de Seguridad y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia, comandada por Francisco Quiroz Hermosillo, cayeron abatidos por las balas de los policías y militares en la casa ubicada en la calle Playa Tecolutla, colonia Reforma Iztaccíhuatl , los activistas Angel Delgado Sarmiento (a) “Héctor” y Olivia Ledesma Flores (a) “Trini”, lugar donde se editaba el periódico clandestino Madera. Ambos cuerpos presentaron el tiro de gracia.



[1] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[2] Exp. 11-235-75, H. 91, L. 29.
[3] DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[4] EXP. 11-235-74, H 250, L 11; Exp. 11-235-74, H-290, L-11.
[5] Exp. 11-235-75, H. 54, L. 30.
[6] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[7] Organigrama de la Liga Comunista 23 de Septiembre, Dirección Federal de Seguridad; Exp. 11-235-74, H-290, L-11.
[8] Organigrama de la Liga Comunista 23 de Septiembre, Dirección Federal de Seguridad; Exp. 11-235-74 H-303 L-11.
[9] Exp. 11-235-74 H-303 L-11.
[10] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[11] Exp. 11-235-75, H. 91, L. 29; Exp. 11-235-75, H. 54, L. 30.
[12] EXP. 11-235-75, H 96, L 29.
[13] EXP. 11-235-75, H 206, L 26.
[14] Jesús Ramírez Cuevas, “Detenciones de la DFS en los 70 y 80, porque arrancaban datos bajo tortura”, III parte, en La Jornada, 2 de julio de 2005, p. 16.
[15] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[16] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[17] Jesús Ramírez Cuevas, “Detenciones de la DFS en los 70 y 80, porque arrancaban datos bajo tortura”, III parte, en La Jornada, 2 de julio de 2005, p. 16.
[18] Exp. 11-235-76, H. 105, L. 39; DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[19] DFS 11/235/75/L33/F77.
[20] DFS 77/04/17, 11 235 77/L43/F159.
[21] DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[22] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[23] EXP. 11-235-75, H 11, L 30.
[24] EXP. 11-235-75, H 260, L 29.
[25] DFS 11-235, L-28.
[26] EXP. 11-235-75, H 96, L 29.
[27] D.F.S.-26-VII-75, folio 200001 al 200004.
[28] DFS 75/08/23, 11-235-75/L32/F116.
[29] EXP. 11-235-76, H 88, L 35.
[30] DFS 77/03/12, 11-235-77/L43/F27.
[31] EXP. 11-235-74, H 158, L 6.
[32] DFS 76/ 03/ 10, 11-235-76, L // F 76-77.
[33] Exp. 11-235-76, H. 124, L. 36.
[34] EXP. 11-235-76, H 75, L 36.
[35] DFS 76/ 03/ 10, 11-235-76, L // F 76-77.
[36] EXP. 11-235-76, H 233, L 37. En un primer momento los agentes de la DFS reportan como muerto a Omar Valle Ríos (a) “Gumaro”.
[37] DFS 11-235-76/L39/F13.
[38] DFS 11-240-77 /L10/F4.
[39] DFS 11-235-76/L36/F22.
[40] EXP. 11-235-76, H 44, L 38.
[41] DFS 11-235, L-28.
[42] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[43] DFS 77/09/03, 11-235-75/L43/F 30-32.
[44] DFS 77/03/12, 11-235-77/L43/F27.
[45] DFS EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[46] EXP. 11-235-77, H 105, L 43.
[47] DFS 11-235-75/L28/F239.
[48] DFS 11-235-75/L32/F274.
[49] EXP. 77/ 04/ 14 11-235-77 L 33 158-162.
[50] Entrevista con un ex agente de la Brigada Blanca; José Luis Alonso Vargas, Los Guerrilleros Mexicalenses, México.
[51] DFS 11-235-75/L28/F239.
[52] DFS 76/01/02, 11-235-75/L34/F192.
[53] DFS 11-235-75/L33/F76.
[54] DFS 75/04/30, 11/235/75 /L26/F213.
[55] DFS 75/05/ 09, 11/235/75/L28/F212; DFS 75/05/09, 11-235-75/L28/F218.
[56] Exp- 11-235-75, H 191, L 34.
[57] Exp- 11-235-74-H 70, L19.
[58] Exp- 11-235-74, H 70, L 19.
[59] Exp- 11-235-75, H 215-218, L 28.
[60] Exp 11-235-77, H 158, L 43.
[61] Exp- 11-235-75, H 193, L 34.
[62] Exp- 11-235-75, H 76-77, L 33.
[63] Exp- 11-235-75, H 187, L 32.
[64] Exp- 11-235-76, H 68, L 38.
[65] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[66] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[67] EXP. 11-235-77, H 82, L 44.

Caídos en combate

Semblanza de Luis Miguel Corral García
por Alberto Guillermo López Limón

Luis Miguel Corral García jugó un importante papel dentro de la estructura organizativa de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Estuvo presente en julio de 1973 en la reunión conjunta entre delegaciones del Partido de los Pobres y de la Liga Comunista 23 de Septiembre que se celebró en una zona abrupta de la Sierra de Oaxaca, municipio de Jamiltepec.
Para realizar dicho evento, la Coordinadora Nacional de la LC23S, a través de Wenceslao José García, responsabilizó al núcleo que había desplazado a Jamiltepec para hacerse cargo del traslado de las delegaciones al punto convenido en la sierra. El núcleo conformado en esas fechas con la militancia profesional de Roberto Gallangos Cruz, Carlos Gorostiola Toriz, José Luis Martínez Pérez (a) “Luis” o “El Pastel” y Camerino Zamora Galindo buscaron un lugar adecuado para la celebración de esa reunión importante. Se mandan hacer hamacas y plásticos para establecer un campamento en una zona abrupta de la Sierra de Oaxaca, municipio de Jamiltepec.
Días después se celebró la reunión conjunta entre delegaciones del Partido de los Pobres y de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Por la organización comandada por Lucio Cabañas asistieron “Roque” y “Benito”, por la LC23S Ignacio Arturo Salas Obregón, Manuel Gámez García (a) “Julio”, su hermano Eleazar Gámez García (a) “Andrés”, Wenceslao José García (a) “Sam”, Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, Roberto Gallangos Cruz (a) “Simón”, Camerino Zamora Galindo (a) “Agapito Morales García”, “Bernardo”, “Ramón López” o “El Venado”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico” y “Luis” o “El Pastel” y Joel López de La Torre (a) “Espiridion” o “Ernesto”. Ambas delegaciones acuerdan establecer dos zonas guerrilleras que refuercen el área de influencia del movimiento insurgente rural, abriendo un nuevo frente armado que le quite presión militar a la Brigada Campesina de Ajusticiamiento del Partido de los Pobres. Por un lado, en la sierra en Oaxaca, dirigida por la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”, y, por el otro, en la Sierra de Guerrero, cuyo núcleo aparece con el nombre de Brigada “Genaro Vázquez”, integrada en parte con elementos de la BREZ y campesinos de la zona.[1]
Luis Miguel Corral se integró con toda su dedicación y experiencia a consolidar las tareas político militares de la BREZ. El núcleo guerrillero de Jamiltepec fue reforzado el 27 de octubre de 1973 con la integración a su seno, en el Cerro del Platanillo, Sierra de Oaxaca, de Simón José García (a) “Antonio”. Por ese entonces la Brigada se encuentra integrada por Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón” (comandante), Joel López de La Torre (a) “Espiridion” o “Ernesto”, Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, “Roque”, “Bernardo”, Malaquias García García (a) “Andrés”, Silvino Escuen (a) “Camilo” y Simón José García, éste último abandona la BREZ el 15 de junio de 1973. [2]
El 20 de enero de 1974, en medio de la ofensiva militar desatada por la Coordinadora Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, un comando de la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” de la LC23S, integrada por esas fechas por alrededor de treinta elementos, secuestró al rico coprero Raymundo Soberanes Otero en Oaxaca, en un lugar denominado Coolantes, Oaxaca,[3] al que más tarde ajustician porque en el momento en que sus familiares iban a entregar el dinero del rescate, lo hicieron acompañados por elementos del ejército; dejan abandonado su cadáver en la Sierra.[4] Los guerrilleros Camerino Zamora Galindo (a) “Bernardo” o “Ramón”, Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, Alfredo Ávila (a) “Obdulio” y “La Pinta” les toca cuidar al secuestrado en un lugar denominado “Cerro Grande” mientras gestionan el pago de la cantidad de millón y medio de pesos por su rescate.[5] El comando que secuestra a Raymundo Soberanes Otero fue integrado por Luis Miguel Corral García (a) “Joel”, “Mundo”, “La Pinta”, Carlos Gorostiola Toriz y “Pedro”. Raymundo Soberanes es ejecutado por la “La Pinta” y Alfredo Ávila a machetazos; entierran el cadáver. Días antes, la BREZ ejecuta a dos pistoleros de la familia Iglesias Meza, entre ellos el mercenario Leonel Cisneros.[6]
El 2 de abril de 1974, se celebró la Tercera Reunión Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, en el domicilio de Edmundo Medina Flores, ubicado en la Calle de Arandas No. 329, colonia Aurora, Ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México. Asistieron al evento Ignacio Arturo Salas Obregón, Rodolfo Gómez García, David Jiménez Sarmiento, José Bonfilio Cervantes Tavera, , Luis Miguel Corral García, bajo los pseudónimos de “Francisco” o “El Güero”, Edmundo Medina Flores (a) “Ricardo o “Arturo”, Carlos Rentería Rodríguez (a) “El Ene” y José Luis Martínez (a) “Nestor”, “Abel” o “Luis”; por el Comité del Noroeste estuvo presente Jorge Luna Lujano (a) “Serafín” o “César”, “Bigotón” o “Martínez”, “Ramón” (del grupo de los “Enfermos” de Sinaloa); por el de Monterrey Jesús Piedra Ibarra y José Ángel García Martínez; por el sur José García Wenceslao (a) “Sam” y “Luis”; Elizabeth Cifuentes Berumen (a) “Natalia” por el Comité de Occidente.[7]
La reunión dura ocho días durante en los que se producen nuevamente grandes diferencias políticas y posiciones contradictorias. Nuevamente se critica acremente la posición oportunista de algunos de los responsables de los Comités Zonales y del propio Buró. En vista del reconocimiento general de la tesis de Salas Obregón del atraso en los trabajos políticos y militares como resultado de la corriente “oportunista” manifestada claramente en el seno de la Liga en su último periodo de desarrollo, a iniciativa del propio Salas Obregón, se llega a los siguientes acuerdos: 1.- Desaparición temporal de la Coordinadora Nacional y del Buró Político de Dirección en virtud del atraso en los trabajos políticos y militares en el último periodo de funciones; 2.- Creación de una Coordinación Nacional que centralice las funciones de ambos organismos y sea la única en determinar el trabajo que desarrolle la Organización, electa por los participantes; 3.- Al constituirse la Comisión Nacional se toman las siguientes decisiones: a) reorganización total para consolidar nuevos organismos dirigentes zonales en donde sea necesario y sobre esa base posteriormente integrar otra Coordinadora y otro Buró; b) que en un plazo de treinta días los tres miembros de la Comisión Nacional se reúnan en el Distrito Federal; c) continuar las actividades políticas y militares de acuerdo a los siguientes puntos: I) apoyar al Movimiento Revolucionario de Masas; II) matar a jefes prominentes del ejército, policías, líderes charros y eliminar pequeñas unidades del enemigo; III) obtener armas; IV) expropiar recursos materiales y monetarios; y V) desarrollar actividades para liberar presos políticos; 4.- Efectuar una purga entre elementos disidentes y expulsados por considerarlos traidores a la lucha revolucionaria.[8]
Después de rispidas discusiones donde se impuso la línea de Salas Obregón, la Comisión Nacional de la LC23S recayó en tres personas: Ignacio Arturo Salas Obregón, Luis Miguel Corral García y José Luis Martínez Pérez. Para fortalecer su liderazgo se acuerdó: 1.- Preparar condiciones para que la Comisión tenga reuniones con los principales responsables de los Comités Zonales, con el objeto de discutir la situación prevaleciente y reorganizar la actividad de los distintos Comités, así como consolidar nuevos organismos dirigentes locales o zonales en donde fuera necesario, para sobre esa base posteriormente integrar una nueva Coordinadora y un nuevo Buró; 2.- Seguir desarrollando las actividades políticas y militares que habían sido acordadas con anterioridad; 3.- En un plazo de treinta días aproximadamente los integrantes de la Comisión se vuelvan a reunir en el Distrito Federal, para desarrollar las actividades de los dos primeros acuerdos.[9] Al seno de la LC23S se comenzó a gestar una profunda división que meses después se materializó en el desprendimiento de diferentes grupos.
Las contradicciones de conducción y dirección al seno de la BREZ estallan al poco tiempo. En abril de 1974, sin consultar a nadie, por propia iniciativa, Luis Miguel Corral García y “Francisco”, combatientes de la BREZ, ajustician a Adolfo Aparicio, por ser “un soplón”, en un lugar llamado el Charquito, Jamiltepec, Oaxaca.[10] Al enterarse la Coordinadora Nacional de la LC23S envía a Wenceslao José García (a) “Samuel” a Oaxaca para contactarse con la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”.
En la reunión celebrada en la sierra, se critican las actividades realizadas por la BREZ, las cuales según la dirigencia nacional, no son las más correctas ni adecuas a la línea político-militar aprobada por el órgano de dirección de la LC23S, en particular se critica las escasas acciones militares, la inexistencia de expropiaciones y la actitud pasiva en que ha caído la guerrilla rural en la zona. Se hace responsable de la incorrecta línea político-militar asumida al comandante de la brigada, Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón”, quien es expulsado de ésta junto con Malaquias García García (a) “Andrés”, “El Güero” o “Roque”, Camerino Zamora Galindo (a) “Bernardo” o “Ramón” y Carlos Gorostiola Toriz (a) “El Clásico”, los cuales, con excepción de Camerino Zamora que se dirige a Loma Bonita, Oaxaca, donde se dedica durante dos meses al corte de piña, regresan a la Ciudad de México para intentar restablecer contacto y tratar de ser readmitidos en las filas de la LC23S a través de la Brigada “Roja”. La BREZ queda bajo el mando de Luis Miguel Corral García (a) “Joel”.[11]
Después de la detención desaparición de Ignacio Salas Obregón, ocurrida el 25 de abril de 1974, a pesar de los esfuerzos realizados para evitar la división interna, Luis Miguel Corral decidió incorporarse a la naciente Brigada Obrera Revolucionaria “Carlos Rentería Rodríguez”, integrada por dos grupos; uno que opera en la Ciudad de México, integrando al propio Luis Miguel, “Ana” y “El Güerejo” y el otro en la Ciudad de Monterrey, por José Domínguez Rodríguez, Eusebio Hernández Niño (a) “Jesús” o “Chuy”. A fin de reforzar los trabajos del norte, ya que algunos de sus integrantes iniciales se habían separado de la LC23S, entre ellos Edmundo Medina Flores (a) “Arturo”, Eufemia Belén Almazán Villareal (a) “Judith”, Jesús Piedra Ibarra, Héctor Torres González (a) “Mario”, Alberto Zapata Castellanos (a) “Pancho” y Yanira Hernández Maldonado (a) “Teresa”[12], se trasladaron el 20 de abril, de la Ciudad de México a la de Monterrey, Nuevo León, Simón José García (a) “Antonio”, Ana Lilia Tecla Parra y Miguel Ángel Rodríguez Medina (a) “Andrés”.
Luis Miguel sigue también formando, junto con Rodolfo Gómez García, José Ángel García Martínez, José Bonfilio Cervantes Tavera, Blanca Esthela Cervantes Tavera, Alfredo Tecla Parra, Ana Lilia Tecla Parra, Rafael Ramos Eusebio, María Refugio Jauregui Aguirre, Joaquín Carrillo Ponce, Horacio Arroyo Souza, José Luis González Carrillo, Martha Maldonado Sosa y Silva (Horacio, José Martha y “Silvia” pertenecieron al Mar), María Guadalupe Saldaña Rivera (fue de Comandos Armados del Pueblo) David Jiménez Sarmiento (de Comandos Urbanos Lacandones)[13] parte de la Brigada Roja. Dichos integrantes, al ser establecida su identidad por los agentes de la Dirección Federal de Seguridad, son intensamente buscados desde el 28 de abril de 1975 para detenerlos y eliminarlos.
Para enero de 1975 la Liga Comunista 23 de Septiembre vive un fuerte debate interno causado, entre otros temas, por las críticas al creciente militarismo de la Organización y el divorcio de ésta con los sectores sociales que pretende organizar. Como consecuencia la Organización se fractura en varios grupos. Queda por un lado, la Fracción Bolchevique encabezada por Estela Ramos Zavala (hermana de Raúl Ramos Zavala, fundador de Los Procesos), Vinculación Partidaria y la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata”, los cuales rompen con la Liga Comunista 23 de Septiembre; y, por el otro, los que se adhieren al proyecto original dirigidos, entre otros, por David Jiménez Sarmiento, Adolfo Lozano y Miguel Ángel Barraza.[14]
En diversos estados del país se producen enfrentamientos y detenciones de activistas de la LC23S, los cuales intensifican sus actividades de recuperación de fondos económicos para poder mantener a sus cuadros profesionales. El 24 de abril de 1975, en las calles de Coruña, Ciudad de México, tras un enfrentamiento, donde muere un civil, con agentes de la DFS, es detenido Ignacio Abel Chávez Velásquez;[15] es sometido a intensos “interrogatorios”. [16] Entregó la dirección de dos militantes de la Fracción Bolchevique: Carlos Gómez Conde (radiotécnico de 25 años de edad) y Víctor Manuel Gómez Conde (empleado de 19 años). Los tres son detenidos en operativos distintos, por elementos de la DFS. Son torturados para conseguir datos relacionados con sus actividades e infraestructura de la Organización.[17]
Al otro día, 25 de abril, un comando de la Brigada Roja expropió el Banco de Comercio, sucursal Villa Coapa, en la Ciudad de México. Obtuvieron $206,000.00. El operativo es muy sangriento. Se produce un enfrentamiento que deja nueve policías y tres civiles muertos, y tres agentes más heridos.[18] Participan en el comando Margarita Marcelina Andrade Vallejo[19], Carlos Gorostiola Toriz y Francisco Alfonso Pérez Rayón.[20] Además de Licenco Licea Verdugo, José Ángel García Martínez, Blanca Estela Cervantes Torres, Francisco Rafael Saldaña Ibarra, Sergio Dionisio Hirales Moran, Rubén Gabriel Arredondo Michel y Francisco Espinosa Guerra.[21] Durante el enfrentamiento con la policía es capturado al caer herido levemente el activista José Hernández Morales el cual es sometido a intensas torturas, se intenta detectar su probable relación existente con Ignacio Chávez Velásquez.[22]
Con las detenciones, torturas y posteriores desapariciones de brigadistas producidas a partir de mayo de 1975, la Dirección Federal de Seguridad ubican la pertenencia de otros miembros de la Brigada Roja de la LC23S: José Antonio Amaya López (a) “El Piojo”; Roberto Antonio Gallangos Cruz (a) “Simón”; Blanca Esthela Cervantes Tavera (a) “Luisa”; José Bonfilio Cervantes Tavera (a) “David” o “Davis”; Ángel Delgado Sarmiento(a) “Héctor”, Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”, Eduardo Esquivel Revilla (a) “León”; Rosalvina Garavito Elia (a) “Gertrudis”; Rodolfo Gómez García (a) “El Viejo”; David Jiménez Sarmiento(a) “Chano”, Olivia Ledesma Flores (a) “Mariana” o “La Güera”, Octavio Vázquez Márquez, Delia Morales López (a) “Rita”; Rosenda Ramos Watanave (a) “Ana”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Carlos”, Ana Lilia Tecla Parra (a) “Renata”, José Ángel García Martínez (a) “El Gordo”.[23]
Gracias a detenciones ilegales y utilización sistemática de la tortura, la policía política logró ubicar, detener, desaparecer e incluso asesinar a importantes cuadros de la LC23S, en particular de la Brigada Roja, en la Ciudad de México. Entre ellos Juan Escamilla Escobedo (a) “Julio”, miembro del Comité de Impresión de la Brigada Roja (2 de mayo de 1975); a Jorge Manuel Torres Cedillo, María Trinidad León Zempoaltecatl, Norma Martínez Watanabe y David Jiménez Fragoso (padre de David Jiménez Sarmiento; permanece hasta la fecha desaparecido) el 7 de mayo; José Luis Moreno Borbolla (a) “Román” o “Adolfo” el 19 de mayo; David Zaragoza Jiménez el 27 de mayo; Alfredo Tecla Parra (a) “Rafael” el 2 de junio; Violeta Tecla Parra (a) “Elena”, Adolfo Tecla Parra (a) “Jesús” de 14 años, los hermanos Justino y Vicente Serrato Herrera el 3 de junio; Manuel Alfonso Anzaldo Meneses (a) “Miguel” el 13 de junio.
De los detenidos por esas fechas se encuentran también desaparecidos Adolfo Tecla Parra y Roberto Gallangos Cruz. En el caso de Camerino Zamora Galindo (a) “Agapito Morales García”, “Bernardo”, “Ramón López” o “El Venado”, miembro de la Brigada Roja,[24] detenido el 5 de junio con vida por agentes de la Dirección Federal de Seguridad y la de División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia, posteriormente fue presentado como muerto en un ficticio enfrentamiento con la policía en el Distrito Federal.[25] Fue ejecutado extrajudicialmente. En el caso de Adolfo Lozano Pérez (a) “Mariano” y Teresa Hernández Antonio (a) “Alejandra”, esposa de David Jiménez Sarmiento, los agentes de la Dirección Federal de Seguridad y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia montaron el 15 de junio un dispositivo especial para capturar a los activistas en Ciudad Universitaria, quienes al verse emboscados utilizaron sus armas de fuego que portaban. Adolfo Lozano y Teresa Hernández son importantes dirigentes nacionales de la LC23S; sus cuerpos muestraban el tiro de gracia.
Bajo la conducción de Luis Miguel Corral García, a fines de mayo de 1975, la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” se encuentra integrada por tres comandos. Uno bajo la conducción de Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”, compuesto por cuatro elementos (Raymundo Habana (a) “Raúl”; Alfredo Ávila (a) “Obdulio”; “Arturo” y “El Brujo”). El segundo se encuentra bajo el mando de Simón José García, formado por Francisco García (a) “Ramón” y Ana Lilia Tecla Parra (a) “Renata”. El tercero bajo la dirección del propio Luis Miguel, ahora bajo el pseudónimo de “Joel”, integrado por Ernesto Ávila (a) “Pancho”; Silvino Escuen (a) “Camilo”; Diego Hernández (a) “Casimiro”, “Santiago”, “Hernán”. [26]
En sus viajes de la sierra de Oaxaca al Distrito Federal, Miguel compartió la vivienda con Mario Domínguez Ávila (a) “Benito”. Mario tiene 26 años al momento de ser sorprendido y detenido desaparecido el 26 de julio de 1975. Estudió hasta el quinto año de la Facultad de Economía en el IPN. Originario de Palo Gacho, Municipio de Tlaxixcoyan, Veracruz. Hijo de Agustín Domínguez Lagunez (fallecido) y Jovita Avila Vda. de Domínguez. [27]
En julio, con motivo de la secuencia de detenciones y perdidas de cuadros de dirección nacional, donde María Margarita Marcelina Andrade Vallejo (a) “Andrea” queda sola dentro de la Dirección Política Nacional, se reestructuran los Comités de la LC23S. Margarita al lado de Mario Domínguez (hasta su desaparición) y “Adelaida” se dedicaronn a trabajos de seminarios políticos para las Brigadas con la idea de promover un nuevo organismo de dirección en el Distrito Federal, siendo ellos los coordinadores, bajo la supervisión del Consejo de Redacción, donde se encuentra Luis Miguel Corral García.[28] Para esas fechas la LC23S ya se ha dividido en varios grupos autónomos unos de otros, entre los que se encuentran la Fracción Bolchevique (bajo la dirección de José Bonfilio Cervantes Tavera (a) “Davis” y José Angel García Martínez (a) “El Gordo”) y el grupo denominado “Los MAS”.
Sin posibilidades de que la BREZ pueda seguirse desarrollando en Oaxaca por la intensa persecución policial y militar de sus bases sociales, así como de los golpes sufridos que arrojó cuadros importantes para su funcionamiento detenidos y muertos, la estructura organizativa desaparece y sus miembros son distribuidos en otras zonas donde sigue teniendo presencia la LC23S, en 1976 Luis Miguel se trasladó a la Ciudad de México, donde se integró a las tareas nacionales y apoyo a la Brigada Roja.
Luis Miguel apoyado entre otros por Francisco Alfonso Pérez Rayón y con su esposa Margarita Andrade Vallejo, se dedicó en los siguientes meses a fortalecer la estructura material y humana de los Comités de Impresión, duramente golpeados por la policía y el ejército. Después de la fuga de la Penitenciaría del estado de Jalisco, el 22 de enero de 1976, dirigida por David Jiménez Sarmiento, donde comandos de la LC23S liberan a Enrique Guillermo Pérez Mora (a) “El Tenebras”, José Natividad Vilela Vargas (a) “El Billetes”, Francisco Mercado Espinosa (a) “El Flaco”, Armando Escalante Morales (a) “El Loco”, Mario Álvaro Cartagena López (a) “El Guaymas” y Antonio Orozco Michel (a) “Manuel”,[29] Francisco Mercado Espinosa y Luis Miguel Corral García con el pseudónimo de “Maestroca”, en los primeros días de febrero se reúnen, en la Capital de la Republica, con Víctor Arias de la Cruz, con el objetivo de que se encargue de restablecer el Comité de Impresión en Guadalajara, garantizando la continuidad de la propaganda en el estado.
Apoyados en recursos monetarios, fruto de las expropiaciones que realizaban los comandos dirigidos por David Jiménez Sarmiento, Víctor Arias y Alfonso Guzmán nuevamente se juntan con Francisco Alfonso Pérez Rayón. Durante días son entrenados en una casa de seguridad donde viven Francisco Alfonso y Margarita Andrade. Regresan a Guadalajara, Jalisco, llevando consigo alrededor de cien ejemplares del periódico clandestino “Madera” para ser difundidos en los tres sectores (Fabrica de Calzado Canadá, Tabacalera Mexicana y Ferrocarriles) que cubre la Brigada “Jorge Poinsot Basave”.[30]
En la lucha revolucionaria, Luis Miguel perdió a dos de sus hermanos. Su hermano Salvador Corral García y José Ignacio Olivares Torres, ambos del Buró Político de la Dirección Nacional de la Liga Comunista 23 de Septiembre, fueron capturados el 31 de enero de 1974 en Mazatlán, Sinaloa. Fueron entregados a la Dirección Federal de Seguridad y trasladados a la Ciudad de México para su “interrogatorio”. Los tormentos, entre los que se distinguió por su brutalidad y deshumanización la utilización de clavos, los cuales fueron usados para clavárselos en piernas y rodillas, se prolongaron hasta producirles la muerte. Sus cadáveres aparecieron el 11 de febrero de 1974. El de José Ignacio Olivares Torres en Guadalajara, Jalisco, y el de Salvador García Corral,[31] en Monterrey.
El 8 de marzo de 1976, en la Ciudad de Puebla, Puebla, investigando una futura expropiación, al asistir a una cita con “Aída” y “Ramiro”, frente al Banco Nacional de México, en un operativo preventivo montado por la policía estatal, es detenido, después de un intercambio de fuego, su hermano José de Jesús Corral García (a) “Adolfo”, importante militante de la Brigada Roja.[32] Fue trasladado a la Ciudad de México y puesto a disposición de la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal, para que sea “interrogado” por la DFS. José de Jesús Corral García era el responsable de la Brigada “Quince de Julio”, auxiliado en estas tareas por Enrique Pérez Mora (a) “Tenebras”; Mario Álvaro Cartagena López (a) “Guaymas”, Antonio Orozco Michel (a) “Toro” y “Rodrígo” o “Ramiro”. Había participado al lado de David Jiménez Sarmiento en diversas operaciones de expropiación.[33] Existe testimonio del 31 de marzo de 1976 de que José de Jesús Corral García sigue siendo “interrogado” por elementos de la Dirección Federal de Seguridad en el CM1.[34] A pesar de ello nunca fue presentado a alguna autoridad judicial competente. Se encuentra detenido-desaparecido.
José de Jesús Corral García nació el 13 de enero de 1948. Al ser capturado tenía 28 años de edad. Hijo de Telesforo Corral y Concepción García. Fue reclutado por su hermano Salvador en octubre de 1973. Desde su ingreso hasta noviembre de 1975, cuando se vio obligado a retirase a la más rigurosa clandestinidad por la muerte de un patrullero, participó únicamente en labores de redacción y mecanografía para la elaboración del periódico “Madera”; tarea que le lleva a instalar diversas casas de seguridad donde se establecieron los talleres de impresión correspondientes; en este lapso aprende el manejo de armas, siendo instruido por diversos miembros del grupo.[35]
La dirección nacional de la LC23S sufrió un contundente golpe el 11 de junio de 1976, cuando el 10 de junio, en un retén montado por agentes de la policía en Guadalajara, Jalisco, fue detenido en un camión de pasajeros que se dirige a Culiacán, Sinaloa, José Barrón Calderas, miembro del Comité Local de la Liga Comunista 23 de Septiembre en Culiacán, Sinaloa, bajo el mando de Froylán Rendón Estrada (a) “El Cubanito”. José fue trasladado a los separos de la Dirección Federal de Seguridad en la Ciudad de México, donde fue brutalmente torturado. Con los datos que proporciona en su “interrogatorio” se ubica el domicilio de una casa de seguridad en Culiacán, habitada por la plana mayor de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Inmediatamente, agentes de la Dirección Federal se trasladan vía aérea a la capital de Sinaloa donde ubican y tratan de toman por asalto dicha casa. Se generaliza el combate. Al finalizar el enfrentamiento quedan sin vida los cuerpos de Enrique Guillermo Pérez Mora (a) “El Tenebras”, Froylán Rendón Estrada (a) “El Cubanito”, “Martín” y Pablo Antonio Armenta Rodríguez (a) “Yaqui”. Se detiene con vida al activista Miguel Ángel Valenzuela Rojo (a) Felipe, el cual es sometido a “interrogatorio”.[36] Miguel Ángel Valenzuela Rodríguez y José Barrón Calderas se encuentran detenidos-desaparecidos.
El 31 de julio de 1976 recuperó su libertad Cruz Elena Montoya Ortiz, al ser absuelta por el Tribunal del Octavo Circuito de Chihuahua.[37] Cumplió una sentencia de un año 10 meses de prisión, durante el cual trata de escaparse a través de una excavación.[38] Contrajo nupcias con Daniel Vera Olivares, otro miembro de la LC23S recluido en el penal de Ciudad Juárez, del cual posteriormente se separa. Se reintegra a su Organización. Al poco tiempo, en el Distrito Federal se casa bajo las leyes revolucionarias con Luis Miguel Corral García.[39]
La LC23S pierde a su principal dirigente el 11 de agosto de 1976, cuando un comando urbano de la Brigada Roja de la LC23S en la Ciudad de México intentó secuestrar a las 10:15 hrs., a Margarita López Portillo Pacheco, hermana de José López Portillo Pacheco, candidato a la Presidencia de la República por el PRI. En la operación mueren David Jiménez Sarmiento (a) “Chano”[40] y Francisco Gorostiola Toríz (a) “Fernando” o “Arturo Jiménez Terán”,[41] cuyo hermano Carlos había caído en combate unos cuantos días atrás, el 7 de agosto al ser sorprendido y balaceado por el Comando Libra de la Brigada Blanca en la esquina que forman la Av. Circunvalación y la Calle Puerto Salina Cruz, Colonia Casas Alemán.
El “Consejo de Redacción”, para estas alturas el órgano máximo de la Liga Comunista “23 de Septiembre”, se reestructuró con Francisco Alfonso Pérez Rayón, Luis Miguel Corral García, Miguel Ángel Barraza García (a) “El Piojo Negro”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Charlie” y “Mario”. Francisco Alfonso Pérez Rayón quedó como responsable del Comité “José Alfonso Rojas Díaz”, el cual agrupaba cuatro brigadas, compuestas de cinco elementos cada una: Brigada “Wenceslao Martínez Ochoa”, Brigada “José Luis Pacheco Aragón”, Brigada “Carlos Goroztiola Toríz” y Brigada “Ignacio Arturo Salas Obregón”. “Mario” es el responsable de otro Comité que agrupa tres brigadas: Brigada “Adolfo Lozano Pérez”, Brigada “11 de febrero” y Brigada “Teresa Hernández Antonio”. Además, existen Comités de la LC23S en Culiacán (Sinaloa), Chihuahua y Ciudad Juárez (Chihuahua), Hermosillo (Sonora), Monterrey (Nuevo León) y Durango (Durango); el número de miembros que según la DFS tenía la LC23S fluctuaba entre 150 y 200 elementos.[42]
Para finalizar el año, e noviembre de 1976, Francisco Alfonso Pérez Rayón dio la instrucción a la Brigada “Jorge Poinsot Basave” de evitar el riesgo de trasladar los “Madera”, por lo que debían aprender a elaborar propaganda en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco. Reciben un curso de manejo de un mimeógrafo, mismo que les fue entregado a “Trino” en Guadalajara. La próxima cita se efectúa en la Ciudad de México, en las calles de Amsa y Orizaba, colonia Roma. Miguel Corral García les entregó los stenciles picados para la elaboración del “Madera” número 27 (diciembre de 1976 ). Como encargados de esta tarea quedaron Pedro Cedillo Díaz (a) “Martín” y Alvaro Carrasco Gutiérrez (a) “Efraín”, hermano de Jorge Salvador Carrasco Gutiérrez.[43] En Guadalajara reproducen aproximadamente 600 ejemplares que son distribuidos en la Fabrica de Calzado Canadá, Tabacalera Mexicana, Ferrocarriles, en autobuses urbanos, en las industrias de la construcción y metalúrgicas. El mimeógrafo que se les entrega es tan viejo que al poco tiempo ya no les sirve por lo que compran uno nuevo, a un costo de $11,000.00. Finalmente el aparato se lo lleva Pedro Cedillo Díaz (a) “Martín. De la misma forma reciben los stenciles correspondientes al “Madera” número 28 (enero de 1977). Elaboran aproximadamente 600 ejemplares que no alcanzan a repartir en su totalidad porque son detenidos el 28 de febrero de 1977.[44] Raúl Mercado Martínez, Víctor Arias de la Cruz y Jorge Salvador Carrasco Gutiérrez se encuentran hasta la fecha desaparecidos.
En los primeros días de marzo de 1977 la Dirección Federal de Seguridad y “Brigada Especial”, obtienen datos relacionados con la ubicación de la casa de seguridad done viven Francisco Alfonso López Rayón (a) “El papa” y María Marcelina Margarita Andrade Vallejo (a) “Andrea”, miembros de la Dirección Nacional de la LC23S, por lo que desde entonces vienen realizando diversas investigaciones en la Zona del Sur del Distrito Federal, hasta que el 13 de abril de 1977, a las 22.00 hrs., se ubica plenamente el domicilio marcado con el número 55, de la calle Norte 24, en la Colonia Avante, Distrito Federal. Se monta un operativo preventivo para asaltar dicho domicilio.[45]
El 13 de abril de 1977, agentes de la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal detienen a los combatientes Antonio Orozco Michel (a) “Manuel” o “René”, José Luis Esparza Flores (a) “Roberto”, “Carlos” o “Padrino” y Aurora Castillo Mata (a) “Jocabel” o “Belén”.[46]
El 14 de abril de 1977, a las 7.30 hrs., elementos de la DFS y Brigada Blanca intentan tomar por asalto la casa de seguridad de la LC23S, ubicada en el número 55, de la calle Norte 24, en la Colonia Avante, Distrito Federal. Se produce un fuerte intercambio de balas. Al registrarse los hechos, se acercan al lugar varias patrullas de la División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia quienes al escuchar los disparos acuden en auxilio de los elementos de la DFS y de la Brigada Especial. Resultan heridos dos agentes de la Brigada Blanca, cae en combate María Margarita Marcelina Andrade Vallejo (a) “Andrea” [47] y es detenido su esposo Francisco Alfonso Pérez Rayón (a) “La Papa”,[48] ambos activistas son dirigentes nacionales de la LC23S. Al catear el domicilio, la policía encuentra numerosos ejemplares del periódico “Madera”, en su edición número 27, panfletos firmados por la “Liga Comunista 23 de Septiembre”, un niple, dos pistolas calibre 9 mm., apuntes relacionados con la LC23S; $131,000.00 en moneda nacional y aproximadamente 200,000 dólares (cerca de $5,000,000.00). Francisco Alfonso Pérez Rayón es trasladado a las instalaciones de la Brigada Blanca donde es sometido a brutales tormentos.[49] Existe la versión de que Francisco Alfonso Pérez Rayón es capturado junto con otros siete militantes de la LC23S, todos son conducidos a la Base de la Brigada Blanca y después al CM1.[50] Se desconoce el destino final de todos. Se encuentran desaparecidos.
María Margarita Marcelina Andrade Vallejo anteriormente se había casado con el también militante de la LC23S Héctor Mellado Vanoche (a) “Andrés”.[51] Hija de Antonio Andrade Flores e Isabel Vallejo de Andrade, nació en el Distrito Federal el 27 de febrero de 1952; estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.[52] Al morir tenía 25 años de edad. Margarita era responsable de la Brigada “Pedro Miguel Morón Chiclayo”, célula de la LC23S que actuaba en el Distrito Federal y estados circunvecinos.[53] También militaba en la Brigada “David Jiménez Sarmiento”,[54] y en la dirección de la Brigada “Roja”[55]
Francisco Alfonso Pérez Rayón nació el 2 de abril de 1947 en el Distrito Federal. Al ser detenido desaparecido contaba con 30 años de edad.[56] Hijo de Alfonso Pérez Regalado y Guadalupe Rayón Pérez, los cuales radican en ese entonces en el poblado de Villa Constitución, calle Felipe Ángeles núm. 320, Baja California Sur. En agosto de 1975 se unió libremente a María Marcelina Margarita Andrade Vallejo, con quien procreó dos hijos: Andrea y Alejandro, los cuales tienen en el momento de registrarse los hechos, 3 años y un año tres meses, respectivamente; la primera vivía en el domicilio de los padres de María Marcelina y el segundo en el domicilio donde fue detenido. Francisco cursó estudios hasta el tercer año de la carrera de Licenciado en Economía, en la Escuela Superior de Economía del IPN. Se incorporó a la Liga Leninista Espartaco.[57] En agosto de 1970 se incorporó al grupo “Los Guajiros”. Estudió en la Voca 5, participó contra las actividades de los porros de la FNET y activamente en el movimiento popular estudiantil de 1968.[58]
En el IPN, en Zacatenco, conoció a Jorge Manuel Torres Cedillo (a) “Oscar” o “Rubén”, militante de la Brigada “Roja”, el cual se encargó de presentarle a otros compañeros de la LC23S, entre ellos Teresa Hernández Antonio (a) “Alejandra”. En principio se reúnen en diferentes instalaciones politécnicas. Francisco forma parte del comando integrado por “Alejandra”, “Ernesto” y “Carlos” (tiempo después se les une “Adolfo”). En este tiempo, se dedica a estudiar y repartir volantes de propaganda dentro del medio estudiantil, dentro de las instalaciones de Zacatenco y del Casco de Santo Tomás; imprimen su propaganda a través de un mimeógrafo.[59] A principios de 1972 abandona los estudios al aceptar la invitación que le hace José Alfonso Rojas Díaz de integrarse a un grupo político-militar sin nombre. En el núcleo militaban, entre otros, Leopoldo Angulo Luken (a) “Matus”, Camerino Zamora Galindo, Diego Lucero “Pizarro” y Avelina Gallegos (a) “Natacha”.
Durante su militancia en dicho grupo, participa en el asalto a la Sucursal Tlalpan del Banco Azteca, S.A., donde se apoderaron de $300,000.00 en efectivo, lo mismo que en la planeación de los tres asaltos simultáneos que se llevaron a cabo en enero de 1973, en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua. Por invitación de José Alfonso Rojas Díaz, en marzo de 1973 se incorpora a la Liga Comunista 23 de Septiembre como elemento de base; le son encomendadas funciones de “correo” para traslados de propaganda, papelería y armas. El 5 de abril de 1974 fue detenido en Aguascalientes, Aguascalientes, y consignado por acopio de armas y portación de arma de fuego, sin que las autoridades de la entidad se percataran que pertenecía a LC23S;[60] obtiene su libertad bajo caución, depositando $25,000.00, el 24 de diciembre de 1974.[61] A partir de ese momento, se dedica a tratar de hacer contacto con algún miembro de la LC23S, hasta que localiza a Leopoldo Angulo Luken (a) “Matus”, quien lo introduce nuevamente. Pasa a formar parte de la Brigada “Pedro Miguel Morón Chiclayo”, célula de la LC23S que actúa en el D. F. y estados circunvecinos.[62] Durante un tiempo pasa a formar parte de la Brigada Revolucionaria “Emiliano Zapata” que tiene su zona de operaciones en la Sierra de Jamiltepec, Oaxaca.[63] Es el responsable del Comité “José Alfonso Rojas Díaz”,[64] que opera en el Distrito Federal, el cual agrupa a las Brigadas “Wenceslao Martínez Ochoa”, “José Luis Pacheco Aragón”, “Carlos Gorostiza Toriz” e “Ignacio Arturo Salas Obregón”. Francisco Alfonso Pérez Rayón es uno de los miembros del Consejo de Redacción, órgano máximo de dirección de la LC23S, integrado por Luis Miguel Corral García (a) “El Maestroca”, Miguel Ángel Barraza García (a) “El Piojo Negro”, Lázaro Torralva Álvarez (a) “Charlie” y “Mario”.[65]
En el momento de ser desaparecido, realizaba investigaciones para llevar a cabo, en un futuro próximo, el secuestro de Napoleón Gómez Sada, Secretario General del Sindicato de Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana y del Lic. Jorge Aguilar Valenzuela, hijo del banquero Jorge Aguilar Monteverde.[66]
En una persecución para eliminar a toda la dirección nacional de la LC23S y, en particular, a la Brigada Roja, el 18 de abril de 1977, con motivo del ajusticiamiento del profesor militante del PRT Alfonso Peralta Reyes en el Colegio de Ciencias Humanidades Azcapotzalco, a manos de un comando de la LC23S, se detiene al profesor Lázaro Martínez Corona. Durante la tortura informa sobre una reunión con miembros de su Organización. A las 17:15 hrs., al intentar detener a los elementos que se presentaban a la reunión, se inició una balacera entre activistas de la organización guerrillera y miembros de la Brigada Especial (Brigada Blanca). Como resultado muere Lázaro Torralba Álvarez (a) “Carlos”, uno de los principales dirigentes de la Liga.[67]
Según informes de la DFS, el 24 de junio de 1977, después de brutales torturas sobre la activista Guadalupe Garza Escobar (a) “Cristina”, detenida ese mismo día, como resultado de las “confesiones” arrancadas en tormento a la detenida-desaparecida desde el 10 de junio del mismo año, Ma. de los Angeles Sánchez, los agentes de la Brigada Especial (Brigada Blanca) lograron ubicar su cita con dos de los principales dirigentes nacionales de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Desde las 15.00 horas del 25 de junio se instaló, con el apoyo de agentes de la Dirección Federal de Seguridad, Brigada Blanca y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia un dispositivo para proceder a capturarlos en la esquina que forman las calles de Eugenia y Dr. Vértiz, colonia Narvarte.
A las 17:00 horas, al llegar a la cita previamente convenida con Guadalupe Garza, fueron sorprendidos Luis Miguel Corral García (a) “El Maestroca” y Manuel Amarillas Palafox (a) “El Güero militaroso”. Se produjo un enfrentamiento en el que murieron en combate Luis Miguel y Manuel Amarillas, además de quedar lesionados gravemente pero sin peligro de muerte, el capitán Carlos del Bosque Zarazúa, de la DIPD y el agente de la DFS, Mario Escandón.
Como lo dio a conocer en su momento la revista Proceso (No. 0035, p. 16, del 4 de julio de 1977), testigos de los hechos aseguraron que en ningún momento vieron disparar a los supuestos delincuentes. "La policía los perseguía por Vértiz. Al llegar a la esquina de Eugenia uno de ellos entró a la tortería `Jorge', de donde fue sacado muerto". El otro, que ya iba herido, fue rematado en la calle de Eugenia. También se supo que varios transeúntes fueron alcanzados por las balas, pero la policía negó el hecho. Los testigos, que luego fueron amedrentados por la policía para que no informaran sobre la balacera, manifestaron que posiblemente los agentes fueron heridos por sus mismos compañeros que disparaban desde varios puntos. Inclusive algunos de ellos subieron a la azotea de edificio 1014 de la avenida Vértiz, desde donde disparaban con metralletas y pistolas.
A los activistas muertos les fueron recogidas dos pistolas marca Browning calibre 9mm. así como cuatro cargadores extras abastecidos y un portafolios con diversos documentos y propaganda "subversiva".
Doce días después, el 6 de julio, a las 10:00 horas, en una operación combinada de la Brigada Blanca, Dirección Federal de Seguridad y División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia, comandada por Francisco Quiroz Hermosillo, cayeron abatidos por las balas de los policías y militares en la casa ubicada en la calle Playa Tecolutla, colonia Reforma Iztaccíhuatl , los activistas Angel Delgado Sarmiento (a) “Héctor” y Olivia Ledesma Flores (a) “Trini”, lugar donde se editaba el periódico clandestino Madera. Ambos cuerpos presentaron el tiro de gracia.



[1] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[2] Exp. 11-235-75, H. 91, L. 29.
[3] DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[4] EXP. 11-235-74, H 250, L 11; Exp. 11-235-74, H-290, L-11.
[5] Exp. 11-235-75, H. 54, L. 30.
[6] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[7] Organigrama de la Liga Comunista 23 de Septiembre, Dirección Federal de Seguridad; Exp. 11-235-74, H-290, L-11.
[8] Organigrama de la Liga Comunista 23 de Septiembre, Dirección Federal de Seguridad; Exp. 11-235-74 H-303 L-11.
[9] Exp. 11-235-74 H-303 L-11.
[10] Exp. 11-235-75, H. 75, L. 31.
[11] Exp. 11-235-75, H. 91, L. 29; Exp. 11-235-75, H. 54, L. 30.
[12] EXP. 11-235-75, H 96, L 29.
[13] EXP. 11-235-75, H 206, L 26.
[14] Jesús Ramírez Cuevas, “Detenciones de la DFS en los 70 y 80, porque arrancaban datos bajo tortura”, III parte, en La Jornada, 2 de julio de 2005, p. 16.
[15] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[16] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[17] Jesús Ramírez Cuevas, “Detenciones de la DFS en los 70 y 80, porque arrancaban datos bajo tortura”, III parte, en La Jornada, 2 de julio de 2005, p. 16.
[18] Exp. 11-235-76, H. 105, L. 39; DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[19] DFS 11/235/75/L33/F77.
[20] DFS 77/04/17, 11 235 77/L43/F159.
[21] DFS 75/04, 11-235-75/L26/F231.
[22] EXP. 11-235-75, H 203, L 26.
[23] EXP. 11-235-75, H 11, L 30.
[24] EXP. 11-235-75, H 260, L 29.
[25] DFS 11-235, L-28.
[26] EXP. 11-235-75, H 96, L 29.
[27] D.F.S.-26-VII-75, folio 200001 al 200004.
[28] DFS 75/08/23, 11-235-75/L32/F116.
[29] EXP. 11-235-76, H 88, L 35.
[30] DFS 77/03/12, 11-235-77/L43/F27.
[31] EXP. 11-235-74, H 158, L 6.
[32] DFS 76/ 03/ 10, 11-235-76, L // F 76-77.
[33] Exp. 11-235-76, H. 124, L. 36.
[34] EXP. 11-235-76, H 75, L 36.
[35] DFS 76/ 03/ 10, 11-235-76, L // F 76-77.
[36] EXP. 11-235-76, H 233, L 37. En un primer momento los agentes de la DFS reportan como muerto a Omar Valle Ríos (a) “Gumaro”.
[37] DFS 11-235-76/L39/F13.
[38] DFS 11-240-77 /L10/F4.
[39] DFS 11-235-76/L36/F22.
[40] EXP. 11-235-76, H 44, L 38.
[41] DFS 11-235, L-28.
[42] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[43] DFS 77/09/03, 11-235-75/L43/F 30-32.
[44] DFS 77/03/12, 11-235-77/L43/F27.
[45] DFS EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[46] EXP. 11-235-77, H 105, L 43.
[47] DFS 11-235-75/L28/F239.
[48] DFS 11-235-75/L32/F274.
[49] EXP. 77/ 04/ 14 11-235-77 L 33 158-162.
[50] Entrevista con un ex agente de la Brigada Blanca; José Luis Alonso Vargas, Los Guerrilleros Mexicalenses, México.
[51] DFS 11-235-75/L28/F239.
[52] DFS 76/01/02, 11-235-75/L34/F192.
[53] DFS 11-235-75/L33/F76.
[54] DFS 75/04/30, 11/235/75 /L26/F213.
[55] DFS 75/05/ 09, 11/235/75/L28/F212; DFS 75/05/09, 11-235-75/L28/F218.
[56] Exp- 11-235-75, H 191, L 34.
[57] Exp- 11-235-74-H 70, L19.
[58] Exp- 11-235-74, H 70, L 19.
[59] Exp- 11-235-75, H 215-218, L 28.
[60] Exp 11-235-77, H 158, L 43.
[61] Exp- 11-235-75, H 193, L 34.
[62] Exp- 11-235-75, H 76-77, L 33.
[63] Exp- 11-235-75, H 187, L 32.
[64] Exp- 11-235-76, H 68, L 38.
[65] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[66] EXP. 77/ 04/ 14, 11-235-77, L 33, 158-162.
[67] EXP. 11-235-77, H 82, L 44.